ONIX

Es considerado como una piedra semipreciosa, aunque según la Asociación Mineralógica Internacional no es aceptado como mineral sino como una variedad de ágata o calcedonia.

Está compuesto de sílice. Es de color negro profundo, aunque también podemos encontrar ónix blanco, veteado o beige, que tienen otras propiedades.

El mayor productor mundial de ónix es Méjico, Brasil y Uruguay.
Es una piedra porosa y absorbente, la piedra atrae magnéticamente las vibraciones negativas y las disuelve. Las vibraciones negativas al penetrar en el ónix, se sumergen en el vacío de la nada.

Si usamos esta piedra por la noche, en nuestra mesilla, nos protegerá contra las pesadillas los miedos asociados a la oscuridad.
Si has estado expuesto a una larga enfermedad o desgasto físico puedes utilizar el ónix para recuperar fuerzas. Ayuda a la retención de energías en lugar de permitir que se disipen.

Si el portador del ónix es atacado por las envidias o los celos de otras personas, la piedra absorberá el ataque y lo anulará. Así cualquier energía negativa, venga de donde venga, se debilitará y quedará anulada al contacto con la piedra.

Según la leyenda esta gema habría sido creada cuando Cupido cortó las uñas a Venus dormida y las esparció por el suelo. Como las partes de una criatura divina no mueren las divinidades las transformaron en piedra preciosa, que luego fue llamada Ónix.

 

Mostrando todos los resultados 1